Tuesday, 23 October 2012

3 artificios que favorecen a los grandes partidos.

Hay básicamente 3 artimañas con las que los grandes partidos han esculpido nuestra democracia en su propio beneficio. En teoría buscando favorece la “gobernabilidad”, pero en realidad sirve para perpetuarse en el poder, haciendo casi imposible la irrupción de nuevos partidos. Esas tres tretas son: las circunscripciones electorales, el umbral de exclusión, el voto en blanco. Para explicar cada una de ellas voy a usar los resultados de las recientes elecciones autonómicas Gallegas.

1º Las circunscripciones electorales

En cada convocatoria, nuestros políticos dividen al electorado por territorios. La excusa es representar a cada región, pero la verdadera motivación es muy fácil de adivinar: imaginemos el siguiente caso:

Territorio con 3 escaños:

- Partido A: 60 apoyos
- Partido B: 30 apoyos.

90votos /3 escaños= 30 por escaño

- Partido A: 2 escaños
- Partido B: 1 escaño.

Dividamos ahora el territorio en 3 circunscripciones.

Circunscripción 1: 1 escaño

- Partido A: 20 apoyos
- Partido B: 10 apoyos.

El escaño se lo lleva el más votado.

- Partido A: 1 escaños
- Partido B: 0 escaños.

Circunscripción 2: 1 escaño

- Partido A: 20 apoyos
- Partido B: 10 apoyos.

El escaño se lo lleva el más votado.

- Partido A: 1 escaños
- Partido B: 0 escaños.

Circunscripción 3: 1 escaño

- Partido A: 20 apoyos
- Partido B: 10 apoyos.

El escaño se lo lleva el más votado.

- Partido A: 1 escaños
- Partido B: 0 escaños.

RESULTADO FINAL

Partido A: 3 escaños
Partido B: 0 escaños.

Conclusión: en el resultado ha cambiado significativamente. ¿A quién perjudica esto? A los partidos pequeños (el resultado es que al pretender representar a cada región penalizamos a las minorías)

Esto ocurrió en Asturias, en las últimas autonómicas con el agravante de que como Asturias es una única provincia, no se les ocurrió mejor cosa que separar por “Occidente, Centro y Oriente”

clip_image002

Veamos qué habría ocurrido en Galicia. En Galicia hay 4 provincias, así que tenían fácil lo de las circunscripciones. Pero en realidad las elecciones no son elecciones a representantes provinciales, sino autonómicos. ¿Cuál hubiese sido el resultado de tomarse una única circunscripción?

  Con circunscripciones Sin Circunscripciones
PP 41 39
PSOE 18 17
AGE 9 11
BNG 7 8

Conclusión: Las circunscripciones electorales benefician a los grandes partidos.

La consideración de circunscripciones en las elecciones generales, vienen determinadas por la Constitución Española, así que no sería sencillo cambiarlo.

2º El umbral de exclusión

La otra “corrección” introducida en las elecciones es la selección de partidos por un umbral de exclusión, es decir: Un mínimo de votos a partir del cual, se puede ignorar a los votantes. Este porcentaje no es fijo, respecto del censo, sino que depende de la cantidad de votos válidos emitidos. Es decir: que es posible que 1000 votantes tengan una representación si vota el 65% de la gente, pero de pronto dejará de tenerla si vota el 80%. O dicho de otra manera: cuanta más gente vote, menos probabilidad tienen las minorías de estar representadas, aun sacando el mismo número de votos. Mola ¿verdad?

La falacia empleada para introducir este artificio es evitar la fragmentación y evitar la aparición de grupúsculos de poder que pueda “vender” su voto a cambio de favores concretos, cosa que jamás ha ocurrido en la democracia, ni volverá a ocurrir.

Este suelo varía del 3% al 5%. En el caso de Galicia, este porcentaje era del 5% y, teniendo en cuenta las circunscripciones, no afectó directamente a ninguna de las formaciones presentadas. En realidad, por sí misma, y con la trampa de las circunscripciones, esta medida rara vez afecta al resultado.

3º El voto en Blanco

El voto en blanco según la LOREG es el un voto válido (y por lo tanto que afecta al umbral de exclusión) en el que no se introduce ninguna papeleta en el sobre. Se entiende que es un voto que dice “quiero votar, pero no me veo representado por ninguno de los candidatos”. Es un voto inequívoco de protesta (al contrario que el voto nulo, que puede ser resultado de la ignorancia, o la abstención, que puede ser resultado de la indiferencia)

El problema es que, por un lado, al contar como voto válido afecta al punto 2, de umbral de exclusión, perjudicando potencialmente a los partidos menos votados, y por otro lado no se tiene en cuenta en el reparto de escaños por lo que podría haber un 50% de voto en blanco, que el resultado sería el mismo (bueno, en realidad favorecería a los mayoritarios)

Calcular cual sería el resultado en las elecciones Gallegas si el voto en blanco se contabilizase es complicado, porque mucha gente conoce su efecto, por lo tanto no vota en blanco. Algunos de los que votarían en blanco de valer para algo votan nulo, y otros directamente se ahorran el paseo para hacer algo que no va a valer para nada y se abstienen. Además hay un partido muy poco conocido llamado Escaños en Blanco que pide precisamente que el voto en blanco contabilice como escaños vacíos, y para hacerlo posible se presenta a las elecciones con la promesa de, efectivamente, dejar el escaño vacío.

Para hacer el cálculo, por lo tanto voy a interpretar que todos los votos nulos serían votos en blanco, en caso de que este se contabilizase, lo cual no es 100% seguro, pero a cambio voy a descartar los posibles votos en blanco perdidos en la abstención. Además voy a sumar los resultados obtenidos por la formación Escaños en Blanco.

El resultado, manteniendo las limitaciones por circunscripciones y umbral de exclusión sería el siguiente:

 

Coruña

Lugo

Orense

Pontevedra

TOTAL

 

sin vacios

con vacios

sin vacios

con vacios

sin vacios

con vacios

sin vacios

con vacios

sin vacios

con vacios

pp

13

12

9

9

8

8

11

10

41

39

psoe

5

5

4

3

4

4

5

5

18

17

AGE

4

4

1

1

1

1

3

3

9

9

BNG

2

2

1

1

1

1

3

3

7

7

vacios

0

1

0

1

0

0

0

1

0

3

El resultado es que Los dos partidos mayoritarios pierden 3 escaños.

¿Y si las elimináramos todas?

Por último veamos qué habría pasado en Galicia si eliminásemos estas 3 ventajas con las que el sistema dota a los partidos mayoritarios.

  Con ventajas Sin ventajas
PP 41 35
PSOE 18 16
AGE 9 11
BNG 7 7
UPyD 0 1
Vacios 0 5

galicia

Conclusiones:

El número de escaños a repartir es de 70 por lo que el PP se queda al borde de la mayoría absoluta, pero no consigue la mitad más uno. Para ello debería recurrir a acuerdos con otros grupos, como por ejemplo UPyD que consigue en este reparto un escaño.

Por último 5 Escaños quedarían vacíos para representar el descontento de los ciudadanos.

---------------------------------------------------------

Para este artículo he utilizado el simulador on-line de la ley D’hont que se puede encontrar aquí:
http://www.portalelectoral.es/mapas/prueba1.htm

2 comments:

Juan Antonio Herguera Torres said...

Buen artículo. Un poco largo, pero es inevitable. Quizá se podría haber separado en tres artículos.

En algún lugar he leído que el bipartidismo del que "disfrutamos" se gestó en la transición, cuando se intentó dar mucho poder a los partidos políticos para que despegasen y ayudasen al proceso transitivo. De aquellos polvos, estas artimañas.

Y no hay que olvidar que el voto nulo no solo se puede deber a que el votante sea un graciosillo, o a la ignorancia a la hora de votar, sino también a la mala fe de algún interventor listillo que meta papeletas de su partido en los sobres de las mesas para provocar este tipo de voto.

Utah said...

Muy buen post!

Yo veo un par de ellas más, el reparto de dinero para la campaña electoral, el reparto de espacios en calles y medios, la recogida de avales, la desinformación sobre las consecuencias de los votos nulos, las cifras de abstención y el hecho de que en la casi totalidad de los casos el votante conoce la lista total de candidatos el día de las votaciones; quedándose sin tiempo de estudiarlas...

Para intentar evitarlas, llevo desde septiembre publicando una serie de articulos siguiendo las elecciones gallegas, vascas y catalanas, ¿sabias que el umbral electoral de galicia es del 5% mientras que los vascos y catalanes lo tienen del 3%?

Esto lo puede cambiar el gobierno autónomo, pero esa es otra historia, hoy publiqué unos carteles sobre el tema

http://lasnutriastepatearanelculo.blogspot.com.es/2012/10/el-25n-en-las-elecciones-catalanas.html?m=1

¿qué te parecen?